Evitar exposición al sol en horario críticos, hidratación, y cuidados en la alimentación, son algunas de las recomendaciones. A estos consejos se suman los de prevención de contagio de coronavirus, como uso de tapabocas, lavado de manos y distancia entre personas que no conviven.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco, a través de la jefa del Servicio de Emergencias del Hospital Pediátrico Avelino Castelán Silvana Freschi, brinda recomendaciones para prevenir enfermedades en la temporada de verano en niñas y niños. Además se refirió a los signos y síntomas del golpe e infecciones que pueden ocurrir en el período estival.

Es importante que los niños y niñas consuman agua segura (hervida o mineral), el lavado de las frutas y verduras antes de consumir, y conservar la cadena de frío de lácteos y alimentos que requieren refrigeración para su conservación. “Estas medidas se suman a las que ya todos conocemos para prevenir el coronavirus, lavado de manos, distancia, no compartir elementos de uso personal y uso de barbijo para los niños mayores de 3 años”, señaló.

Los niños y niñas necesitan realizar actividades recreativas, por lo que si los adultos responsables deciden llevarlos a piletas públicas y colonias de vacaciones es importante que cumplan con las medidas de cuidados, como a las normativas y protocolos a los que adhiere la institución que presta el servicio.

En relación a la prevención de golpes de calor, la principal acción que deben implementar madres, padres o adultos a cargo de niñas, niños y jóvenes, es evitar la exposición al sol entre las 10 y las 17. En el caso de que tengan alguna actividad en estos horarios, es recomendable que sea bajo techo, con gorra, protector solar y buena hidratación. “Es importante que la restricción horaria también se tenga en cuenta en el uso de la pileta, porque a veces el estar sumergidos confunde y de esa manera también se producen golpes de calor”, señaló.

Los síntomas del golpe de calor son fiebre sin otra causa, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. “Lo que se debe hacer en primera instancia es brindar agua fresca (no helada), y si el malestar persiste, consultar al médico de cabecera”, dijo.

En relación a las consultas más frecuentes en el Hospital Pediátrico en lo que va del verano, Freschi comentó que se registra un aumento de patologías infecciosas, así como de diarreas agudas virales y cuadros respiratorios como laringitis o anginas. “Esto se debe en gran medida porque al haber menos restricciones, hay más contactos y así se producen los contagios. Además de estas patologías, no debemos olvidar que seguimos transitando una pandemia, por lo cual, no se deben descuidar las medidas de prevención”, explicó.

Situaciones por las que se debe consultar al médico

Si los niños presentan diarrea aguda con estrías de sangre en la materia fecal, no toleran el líquido y además presentan vómito, existe riesgo de deshidratación, por lo que se debe consultar.

En relación a los medicamentos, existen presentaciones de paracetamol e ibuprofeno que los adultos pueden suministrar en caso de fiebre, pero con buen estado general, si ven que los niños se alimentan bien, y juegan. Pero que si vuelve a elevar la fiebre, se debe consultar al médico de cabecera o a la guardia del centro de salud más cercano. “En ningún caso sugerimos té de hierbas o yuyos a menores de 13 años, porque puede ser perjudicial para organismos que aún no están suficientemente desarrollados”, remarcó.


INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR EL MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN.
CUIDADOS Y PRECAUCIONES.

SÍNTOMAS.

En caso de que usted presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37,5 ° C, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, dolor muscular, dolor de cabeza, diarrea y / o vómitos. O si sólo tiene una pérdida repentina del gusto o del olfato, consulte con su sistema de salud local.

Fuente: Gobierno de Chaco. Foto: Gobierno de Chaco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí