Autoridades del hospital Julio C. Perrando, con su nuevo espacio Modular para pacientes COVID-19, y de los hospitales 4 de Junio de Sáenz Peña y Bicentenario de Juan José Castelli, resaltaron las mejoras realizadas en la infraestructura sanitaria chaqueña. Estos tres hospitales conformaron los principales centros de referencia en el marco del corredor COVID-19 provincial.

C547568d98d121ab8b20e26543185178

Al cumplirse un año de gestión del Gobierno provincial conducido por Jorge Milton Capitanich, desde el directorio de tres de los principales hospitales del Chaco destacaron la tarea realizada a través del Ministerio de Salud Pública a cargo de la ministra Paola Benítez. En su balance reflejaron el aporte realizado por el Gobierno de la provincia y la cartera de Salud Pública para el fortalecimiento de la infraestructura sanitaria y la mejora en la atención y en el acceso a una salud de calidad para chaqueñas y chaqueños.

Desde la dirección del Hospital Julio C. Perrando, cabecera del Área Metropolitana del Gran Resistencia y el de mayor complejidad en la provincia, resaltaron las obras de recuperación de las pastillas 4, 6 y 9, y el aporte de 106 camas nuevas a la capacidad de internación. “Contamos con 106 camas nuevas y se recuperaron 60 camas con la reconstrucción de las pastillas 4, 6 y 9”, subrayaron desde la institución. Además se edificó el nuevo Hospital Modular para la atención e internación de pacientes en el marco de la pandemia por coronavirus.

En la pastilla 4 del Perrando se realizó una refacción completa con la instalación de oxígeno y aspiración en las 28 habitaciones, además de la remodelación completa del estar de residencia y médico de planta. Las pastillas 6 y 9 fueron refuncionalizadas con gases médicos en cada una de las 108 camas en total. Estos espacios estaban en menos del 50% de su capacidad al comenzar el año.

En el contexto de la pandemia se recuperó un espacio del hospital para poner en marcha el consultorio de febriles respiratorios que funciona las 24 horas con ingreso por Avenida N. R. Acosta. Además se puso en marcha el sistema Triage en la guardia del hospital con sus respectivos consultorios (se terminaron y habilitaron baños públicos en esta área). También se dispuso de un sector de aislamiento con 14 camas con gases medicinales y una sala de máquinas propia del sector. Este espacio posee habitaciones individuales equipadas con camas automatizadas, respiradores y monitores.

El sector de guardia y emergencias fue beneficiado con una ampliación con seis camas más en el sector de admisión, una sala de yeso, acceso de ambulancia y destacamento nuevo para la policía sanitaria. Además se habilitó un sector de orientación que funciona las 24 horas con ingreso por Avenida 9 de Julio.

Se adquirieron 28 camas eléctricas para terapia polivalente y unidad coronaria, además de 20 respiradores nuevos para la terapia polivalente y 15 monitores multiparamétricos y bombas de infusión. “También se realizaron obras en la morgue, con una refacción y ampliación de su capacidad en un 100%, en la unidad coronaria se hizo una ampliación del estar médico de planta y residencia, en tanto que en hemoterapia se llevó a cabo una refacción integral, con cambio de piso, techo y acceso para discapacitados”, destacaron. Además de arreglos y mejoras en los servicios de alergia y urología, en la sala de máquinas del hospital se realizó una ampliación y la adquisición de cuatro compresores nuevos.

“Actualmente está en construcción el servicio de salud mental y el servicio de infectología”, precisaron desde la dirección del Perrando. En la infraestructura general del hospital se realizó la puesta en funcionamiento de tres ascensores y sigue el trabajo para la recuperación de los dos restantes; además se mejoró el servicio de aire acondicionado central, en este aspecto se reubicaron los aparatos de las pastillas 6 y 9, terapia polivalente y terapia neonatal. Entre otras mejoras al hospital, se refaccionó de lugar donde funcionaba el registro civil para el sector de imprenta y patrimonio. También se llevó adelante la reparación integral de las calderas de cocina y lavandería.

En lo referente a la inversión en equipamiento técnico, se destacan la adquisición de dos torres de laparoscopia, una campana de flujo laminar para drogas citostáticas (oncología), cinco máquinas de hemodiálisis, un equipo de eco doppler para cardiología, un agitador de plaquetas y una centrífuga para hemoterapia, dos estufas en el sector de esterilización, dos selladoras para central de materiales y 16 sillas de rueda. 

También desde el Ministerio de Salud Pública se invirtió en la adquisición de un monitor con oxicapnógrafo para neonatología, un litotriptor neumático para urología, un sinusoscopio rígido para otorrinolaringología, 29 computadoras y 10 impresoras, y un ecógrafo doppler institucional de última generación. Además de la recuperación de aparatología que se encontraba en reparación como un duodenoscopio y un gastroscopio.

Construcción e inauguración del hospital Modular

En cuanto al hospital Modular, que funciona desde junio en el predio del hospital Perrando, actualmente cuenta con 76 camas para la internación de pacientes COVID-19 leves, moderados y críticos. El espacio está dotado de 24 camas de UTI, equipadas con monitores multiparamétricos, respiradores, bombas de infusión y una central de monitoreo. También posee otras 52 camas con oxígeno y está equipado con equipo de rayo portátil con lector de imágenes, cardiodesfibriladores, ecógrafos, y electrocardiógrafos. El hospital Modular cuenta con una central de datos que provee internet y conexión a la red informatizada.

Interior chaqueño

Desde el hospital 4 de Junio “Dr. Ramón Carrillo” de la localidad de Sáenz Peña realizaron el balance de inversiones y mejoramiento que recibieron durante el último año a través del Ministerio de Salud Pública del Chaco. “Durante el último año hemos trabajado de manera coordinada junto al Ministerio de Salud Pública a través de la red sanitaria y pudimos avanzar con el mejoramiento de diversas áreas más allá de la coyuntura por la pandemia de COVID-19, y a través de una considerable inversión el hospital hoy puede contar con una mayor complejidad para la ciudadanía que perdurará en el futuro, más allá de la situación sanitaria actual particular”, manifestó el director del centro asistencial regional en cuestión, Carlos Navarrete.

Dentro de las mejoras que recibió el hospital de Sáenz Peña se encuentran: la construcción y el traslado del servicio de Pediatría a una nueva ala acondicionada; la nueva Unidad de Terapia Intensiva COVID-19 con capacidad de 12 camas con respiradores artificiales; la sala de aislamiento para pacientes COVID-19 de menor gravedad con 24 camas; un consultorio de febriles; la construcción de un servicio ampliado de Odontología con 9 consultorios y alta complejidad; se refaccionaron y ampliaron 3 salas de triage ubicados en las áreas de Pediatría, Urgencias y Ginecología; se incrementó la complejidad en microbiología del laboratorio para realizar determinaciones para COVID-19 y se adquirieron 10 respiradores más y se repararon otros 11 artefactos; sumaron camas con sistemas eléctricos y máquinas centrifugadoras para diversos análisis.

Además el hospital regional también logró dotar de mejoras al servicio de Ginecología mediante la adquisición de un cardiotocógrafo, un electrocardiógrafo; también el centro asistencial realizó el recambio del tubo del tomógrafo a través de una inversión provincial de $7 millones; incorporaron una ambulancia más contando con 6 unidad en funcionamiento en la actualidad; repararon monitores para las áreas de Guardia Central y Pediatría y adquirieron elementos informáticos como 10 computadoras, sumadas a la reparación de 5 fotocopiadoras.

En cuanto a los recursos humanos, el hospital 4 de Junio “Ramón Carrillo” incorporó 32 enfermeros profesionales y médicos para hacer frente a la demanda registrada por la pandemia de COVID-19. También durante los últimos meses compraron insumos básicos y elementales para los trabajos de cirugía, ginecología, guardia central, COVID-19 en la búsqueda de complejizar la atención sanitaria para la población de Sáenz Peña. 

“Fuimos sumando mayor complejidad para atender a la población, sobre todo para poder afrontar a la demanda que va surgiendo a medida que se van flexibilizando las restricciones dispuestas por la pandemia de COVID-19, sobre todo teniendo en cuenta el punto estratégico que ocupamos en el centro de la provincia para atender también a habitantes de Gancedo, Charata, Castelli, Villa Ángela y Taco Pozo, entre otros. Las inversiones fueron muy positivas y se trabaja de manera coordinada con la Región Sanitaria y el Ministerio de Salud Pública”, remarcó Navarrete.

Por su parte, desde el hospital municipal “Bicentenario” de la localidad de Juan José Castelli, señalaron que durante este año debieron llevar a cabo un intenso plan de contingencia junto al Ministerio de Salud Pública del Chaco para poder adaptar y mejorar las prestaciones sanitarias en el contexto de pandemia de COVID-19. “Junto al Ministerio de Salud Pública del Chaco y en coordinación con los protocolos de la Nación, desplegamos un plan de contingencia que nos permitió desarrollar obras de reorganización y readecuación del hospital para poder atender a los casos de COVID-19, como así también poder conseguir mayor aparatología, recursos materiales y humanos e infraestructura”, señaló el director del centro asistencial regional de Castelli, Félix Ruiz.

El hospital de Castelli recibió obras de readecuación del acceso de pacientes con COVID-19 mediante un ingreso exclusivo e independiente, así como también acondicionó los pasillos internos y externos para las prestaciones para coronavirus; también cuentan con una sala de internación para COVID-19, 24 camas de internación para dicha patología (con posibilidad de duplicar dicha cantidad), 10 respiradores artificiales y 5 camas nuevas para personas que no presentan diagnóstico de COVID.

Uno de los puntos fuertes del trabajo sanitario del hospital de Castelli es la Sala de Situaciones conformada por 36 personas (contando con administrativos, profesionales médicos, enfermeros, asistentes sociales, psicólogos, entre otros) para poder hacer frente a la demanda particular generada por la pandemia de COVID-19. La prestación funciona de manera telefónica o domiciliaria las 24 horas del día y apuntan a realizar la detección, aislamiento, asistencia, monitoreo, traslado o tratamiento de los pacientes que estén cursando la patología de coronavirus y dar una atención adecuada de manera rápida para evitar complicaciones en la población.  

“Trabajamos de manera conjunta con el Ministerio de Salud Pública del Chaco, la Región Sanitaria y los Centros de Salud ya que contamos con una demanda de la población de la región que comprende localidades como Tres Isletas, El Espinillo, Bermejito, Miraflores, Misión Nueva Pompeya, Comandancia Frías, El Sauzal y El Sauzalito, entre otras zonas”, expresó Ruiz.


INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR EL MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN.
CUIDADOS Y PRECAUCIONES.

SÍNTOMAS.

En caso de que usted presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37,5 ° C, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, dolor muscular, dolor de cabeza, diarrea y / o vómitos. O si sólo tiene una pérdida repentina del gusto o del olfato, consulte con su sistema de salud local.

Fuente: Gobierno de Chaco. Foto: Gobierno de Chaco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí